Selecciona un modo de entrega Despacho a domicilio o retiro en tienda / Despachos GRATIS sobre $35.000

Aromaterapia: una conexión entre los sentidos y las emociones

majen-roll-on.jpg


A pesar de que el término aromaterapia fue acuñado por el químico francés René Maurice Gattefossé a comienzos del siglo XX, es sabido que el uso de aceites esenciales para el bienestar físico y mental tiene su origen miles de años antes. De hecho, la existencia de esta terapia basada en el uso de elementos aromáticos, incluidos los aceites esenciales y otros compuestos, se evidencia desde las civilizaciones.... egipcia, china, india, persa y romana; además, en la antigua Grecia, Hipócrates los utilizaba para tratar a sus pacientes. Estos óleos fueron tan importantes en la Edad Media, que se plantearon como “elementos esenciales para la vida”, lo que terminó dándoles el nombre con el que los conocemos hoy en día.

Desde un punto de vista técnico, la definición de aceite esencial que entrega la guía especializada Introducción a Modern Essentials, es la siguiente: “Es un grupo de componentes químicos que son volátiles (…), solubles en aceite (…), y se encuentran en toda o una parte de muchas diferentes plantas aromáticas. Estos componentes son creados por las plantas para la defensa inmune, la atracción de polinizadores, la curación del tejido dañado y otros efectos metabólicos dentro de la planta”. Propiedades que estas sustancias pueden extender al beneficio del cuerpo y la mente humana.

Las esencias desprendidas de los aceites esenciales utilizados en la aromaterapia las percibimos a través de la piel y el olfato, estimulando distintas zonas del cerebro a partir de esos sentidos; incluyendo la memoria, las emociones y el estrés. La mayoría de los que se encuentran disponibles en el mercado son los aromáticos, que tienen el gran beneficio de alcanzar su cometido de manera eficaz gracias a la conexión que existe entre el sistema olfativo y el sistema límbico, zona del cerebro a cargo de todo lo relacionado con la vida afectiva, incluyendo los recuerdos, las emociones y el aprendizaje. Así, un olor en particular se puede relacionar con un sentimiento o emoción.

majen-tarro-sinergia-montana(blog).jpg


Según los especialistas Peter y Kate Damian, autores del libro “Aromaterapia: El Olor y la Psique”, la reacción olfativa a los aromas induce al cerebro, o por lo menos a una parte de este, a estimular la liberación de hormonas y neuroquímicos que alteran la fisiología del cuerpo y, por extensión, el comportamiento de las personas, algo que se valida al conocer que centros médicos tan reputados como la Clínica Mayo en Estados Unidos, han tomado algunas prácticas relacionadas a la aromaterapia para tratar determinadas situaciones. Por ejemplo, a algunos pacientes se les ofrece algodón con un par de gotas de jengibre o de aceite esencial de hierbabuena para mejorar la incomodidad provocada por las náuseas y, en determinadas ocasiones, los expertos de ese centro de salud recomiendan usar aceites esenciales de limón para aliviar el dolor de cabeza y la fatiga mental, o de mandarina para calmar la inquietud, la ansiedad, las náuseas y mejorar el sueño.


Conoce los productos de la línea de aromaterapia de Majen:


- Ritmo del Bosque

Para uso tópico y/o inhalable. Ayuda a combatir el estrés y la astenia, promoviendo la calma y la mejora del ritmo respiratorio.

- Fortaleza de Tronco

Para uso tópico y/o inhalable. Aporta a la inmunidad, despeja las vías respiratorias y fortalece las defensas, apoyando la mejoría de cuadros de resfrío y sinusitis.

- Sueño en las Montañas

Para uso tópico y/o inhalable. Ayuda al buen dormir, promoviendo la relajación y el sueño mientras trata la agitación, la ansiedad y el nerviosismo.

Ver artículo siguiente