Despachos GRATIS sobre $35.000

La importancia del apego al nacer

cuidar_piel_bebe_verano.jpeg


Sin lugar a dudas, el convertirse en madre es uno de los momentos más intensos en la vida de las mujeres. La cantidad de información que recibimos diariamente sobre las responsabilidades y cambios que implican este hecho tan importante, puede llegar a ser abrumadora.Sin embargo, un tema del que poco nos hablan es del apego, o sea, el vínculo que se genera entre la madre y el bebé, tanto al nacer (vínculo materno-infantil) como en la etapa previa de gestación (vínculo materno-fetal). Hoy nos enfocaremos en el vínculo que se genera entre la madre y su hijo al nacer y como éste es realmente importante en el desarrollo del bebé.

Es importante aclarar que la experiencia de establecer el vínculo materno-infantil es diferente para cada madre, por lo que debemos intentar aprender y rescatar información de la experiencia de otras personas y evitar caer en comparaciones entre nuestras experiencias y las del resto.

Como dijimos anteriormente, el vínculo de apego comienza a tomar forma mucho antes del nacimiento, en la etapa de gestación, y se consolida hasta el primer año de vida aproximadamente. El apego se define como el conjunto de fenómenos recíprocos e interdependientes que se desarrollan entre el niño y su madre, con el fin de que el bebé encuentre seguridad y proximidad en la figura materna. Este sentimiento de cercanía convertirá a la madre en el lugar seguro del niño, donde éste acudirá en momentos de angustia, miedo o soledad. Además, este vínculo irá formando en la mente del niño representaciones mentales tanto de su relación consigo mismo, como con su madre.

“Experiencias positivas de apego dan cuenta de una confianza básica en otras personas y un sentido positivo de la propia valía. Por el contrario, experiencias negativas con las figuras de apego evidencian una desconfianza en las relaciones, confirmación de expectativas pesimistas y un sentido negativo de la propia valía” (Muñoz, 2014)

beeb_masajes.jpg


Como podemos observar, la conexión madre-hijo en los primeros meses de vida es realmente importante para el desarrollo futuro del niño, especialmente en el ámbito relacional. Por lo mismo, como madres, es importante cultivar esta relación de forma consciente y con amor. Como sabemos que iniciar en la maternidad puede ser difícil y abrumador, hoy queremos compartir contigo un par de acciones que, por pequeñas que parezcan, ayudarán a reforzar el vínculo entre ambos

  1. Uso de tu voz: Tu voz juega un papel fundamental en el desarrollo de tu bebé, incluso meses antes del parto. Estudios han demostrado que los bebés prefieren la voz de su madre por sobre la de los demás, dado que es con la cual sienten mayor familiaridad y conexión. Hablarle y cantarle a tu bebé durante el embarazo, puede ayudar a reforzar esta conexión innata, la cual es importante mantener cuando ya haya nacido. Hablarles de forma suave y tranquila mientras, por ejemplo, le cambias los pañales, puede ser una muy buena forma de mantener el vínculo que se formó durante los meses de gestación.

  2. Masajes: Así como el ritual del masaje es un momento de conexión contigo misma, puede serlo con tu bebé. El generar instancias de masajes para tu hijo permitirán una conexión profunda entre tú y él, donde ambos podrán relajarse y disfrutar. Para esto, te recomendamos el Aceite Protector de Bebé de la línea 00, perfecto para realizar masajes y nutrir y cuidar la piel de tu bebé en el proceso.

  3. Contacto de piel: Por muy simple que parezca, el contacto directo entre la madre y el hijo es una excelente forma de trabajar el vínculo del apego. Además de ser uno de los primeros contactos entre la madre y el hijo después del parto, es perfecto cuando tu bebé necesite un poco de calma y tranquilidad. Te recomendamos repetir el contacto piel con piel con tu hijo cada vez que puedas, para ir poco a poco reforzando la relación.

Si te interesa este tema y te gustaría indagar un poco más, te recomendamos el libro “Bésame mucho” del pediatra Carlos Gonzalez, que habla sobre la importancia de trabajar el apego entre los padres y el hijo en el día a día. Explica desde una mirada médica cómo influyen en los bebés las distintas acciones de los padres, guiándolos en qué hacer para potenciar el apego desde el amor y el cuidado.


Ver artículo anterior Ver artículo siguiente